Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Qa-Qz’ Category

Frase popular de origen incierto. De manera tajante, plantea un seguro y negativo final a todos aquellos que se dedican a hacer el mal o a realizar acciones reñidas con la moral de turno. Puede afirmarse que un alto porcentaje de personas dedicadas al delito o a perjudicar a otras terminan de mala forma, pero también es cierto que muchos otros, de igual calaña, terminaron sus días gozando de los beneficios obtenidos gracias a una serie de acciones condenables.

Anuncios

Read Full Post »

Esta frase suele expresarse así: “Quiero hablar con el dueño del circo”, dando por sentado que el interlocutor conoce el final, o en su versión completa, que incluye el famosos remate: “…y no con el mono”. No existen datos fehacientes, pero se le adjudica un origen porteño. A diferencia de muchos otros latiguillos orales, tiene una aplicación muy concreta, pues sólo la dice quien llega a un lugar para hablar con el mandamás y es atendido por un empleado o por una persona que no tiene poder de decisión. Como el visitante pretende resolver una cuestión importante, no admite hablar con alguien que no sea el patrón, el jefe o el capo del lugar. Suele ocurrir que el recién arribado no lo haga de muy buen humor y por eso le espeta la hiriente expresión al primero que lo atiende, tratándolo de mono. Hay casos en los que se usa a modo de cargada, sin inyectarle la cuota de agresión antes referida.

Read Full Post »

QUERER ES PODER

Algunos asocian esta frase a Albert Einstein (1879-1955) científico alemán nacionalizado suizo y posteriormente norteamericano, autor de la Teoría General de la Relatividad y Premio Nobel de Física en 1921. El concepto inicial  propuesto por Einstein versaba sobre la necesidad de  intentar hasta lo más absurdo con tal de conseguir un objetivo legítimo, no respetar ciertos límites preestablecidos intentando cosas nuevas constantemente. Hoy se usa para señalar que todo puede hacerse si realmente se quiere, pero sabemos que eso resulta, paradójicamente, imposible, pues el ser humano no maneja todas las variables de la realidad. Únicamente sirve como estímulo para intentar algo con mucha voluntad.

Read Full Post »

QUERER EL ORO Y EL MORO

En España, en 1426, cuando el rey era Juan II de Castilla y León (1406-1454), caballeros cristianos apresaron a 40 moros, entre los que se encontraba Hamet, sobrino del jefe Abdalá. Cuando los moros fueron a pagar el rescate, el jefe de los captores, don Fernández de Valdespino, se negó a aceptar la suma acordada inicialmente, debiendo agregarse los gastos de mantenimiento del reo, unas 100 doblas de oro. Los moros se  inquietaron, temiendo no recuperar al cautivo. Debió intervenir el rey, trasladando a Hamet a la corte, donde se parlamentó largo y tendido. El pueblo comenzó a rumorear que los españoles “querían quedarse con el oro y el moro”. Desde entonces, esta frase alude a pretender más de lo razonable o de lo pactado originalmente.

Read Full Post »

¡QUÉ NOCHE, TETÉ!

Se trata de una frase emanada de la comunicación social masiva, muy reciente, que fue rápidamente incorporada a la fraseología popular argentina para significar que una velada presenta ribetes especiales o muy llamativos. Su autor es argentino, el conocido estilista de estrellas, Roberto Giordano (1945), en ocasión de hacer la presentación de desfiles de modelos top, a partir de la década de los ´90, junto a su compañera de transmisión, Teté Coustarot (1950). Giordano usaba la expresión como latiguillo para darle espectacularidad al frívolo acontecimiento, que por supuesto tenía lugar por las noches.

Read Full Post »

QUEMARSE A LO BONZO

Utilizada para referirse a un tipo de suicidio o de protesta pública  mediante la propia incineración. Posteriormente el significado fue extendiéndose para referirse a la situación en la cual un individuo se expone de manera innecesaria ante la mirada de los demás. La expresión se popularizó gracias a Thich Quang Duc, monje budista vietnamita del grupo de los Bonzos, que se quitó la vida inmolándose en una zona céntrica el 11 de junio de 1963 en la cuidad de Saigón, protestando contra la política nacional encabezada por el Primer Ministro Ngo Dinh Diem (1901-1963), en especial por la falta de libertad para profesar diferentes cultos.

Read Full Post »

Exclamación usada para rematar un chiste hecho a alguna persona durante el 28 de diciembre, Día de los Santos Inocentes. La frase tradicional era: “Que los Santos Inocentes vengan en tu ayuda”. La celebración de esta festividad religiosa conmemora la matanza de los infantes por orden de Herodes I, llamado El Grande, quien al sospechar que había nacido un nuevo rey en Judea (Jesús), quiso eliminar de raíz toda competencia en el manejo de aquella región del cercano oriente, por entonces gobernada por los romanos. Aquella feroz medida, la de asesinar a los niños, no es aceptada como un hecho histórico real. Es más, a Herodes se lo ubica temporalmente como fallecido en el año 4 antes de Cristo, dato que denunciaría la imposibilidad de haber coexistido con Jesús y mucho menos de haberse enterado de su nacimiento. Como sea, aquel terrible y dudoso acontecimiento del infanticidio masivo, ha perdido por completo su cariz trágico, tanto que en la actualidad asume la forma de una broma, siempre que la misma tenga lugar en la fecha de la festividad.

Read Full Post »

Older Posts »